» » Gerberoy y las Fiestas de las Rosas en Francia

Gerberoy y las Fiestas de las Rosas en Francia

hazturismo 4 de febrero del 2015 Otros Destinos No hay comentarios

Cada año, se celebra en este pueblo francés la llegada del verano. Situada en el extremo de la picardía, en el norte de Francia, la ciudad de Gerberoy vivió con intensidad algunas violentas páginas de la historia de Europa. Por su posición estratégica, en la puerta de Normandía, Gerberoy fue una activa frontera entre Francia e Inglaterra durante el medievo. Es una de las ciudades constantemente mencionadas en las memorias de la famosa Guerra de los Cien años entre franceses e ingleses.
Gerberoy significa en idioma francés antiguo “riachuelo de las espigas de trigo”, símbolo de la fertilidad de estas tierras, razón por la cual, desde el tiempo de los humanos, hace 2000 años, el lugar fue siempre habitado.
Gerberoy empezó a tener importancia estratégica cuando, en el año 911, el rey de Francia, Carlos “el sencillo”, firmó con los normandos el tratado de Saint-Claire-en-Epte, delimitando las fronteras entre los dos países. Su primer castillo fue construido, de piedra y madera, por el conde Fulco, primer señor de Gerberoy.
Hoy Gerberoy es una pequeña perla arquitectónica. También es la menor Ciudad de Francia y posee su propia prefectura y justicia local. Tal vez haya sido la herencia de un glorioso pasado lo que le permite actualmente mantener esta posición, una vez que existen en el pueblo sólo 40 casas, lo que hace un promedio de 150 habitantes. Aún así, este número sólo es válido durante el verano o para las listas electorales de votantes, puesto que muchas de las casas son segundas residencias, utilizadas para vacaciones con fines de semana. Se calcula que los moradores permanentes de Gerberoy son apenas 30, pero su pasado rico en historia algunas murallas que sobrevivieron a tantas invasiones y de manera principal la espléndida conservación de sus casas antiguas, con fecha y los siglos XVI, XVII y XVIII hacen de Gerberoy un lugar impactante, incluido en la lista los pueblos más bellos de Francia.
Puede ser considerado un pueblo perdido, cuyo nombre sólo es encontrado en los mapas detallados no tiene ningún tipo de comercio y no existe ninguna placa de señalización. Las construcciones, con la sección de dos casas modernas en la entrada del pueblo, tiene una edad mínima de 200 años, y los cables de luz y teléfono fueron llevados, por razones de estética, al subterráneo.
En junio el charme (el pueblo) llega a su apogeo pues, en todas partes muros, jardines, bancaria y calzada, la villa que está florida, principalmente con coloridas y perfumadas cosas esta preocupación estética posibilita a la ciudad la oportunidad de festejar año tras año la llegada del verano y la floración de las rosas.Así, en el tercer domingo de junio, centenas de personas llegan para asistir a “La fiesta de las rosas” y sus danzas folclóricas. Todos los años, distintos grupos son invitados para animar la fiesta, pero siempre tratan de vestirse con los trajes de la época medieval.
Contrariamente a lo que se podría pensar, “La fiesta de las rosas” no tiene sus orígenes perdidos en la noche de los tiempos, pues se inició hace poco, en la década de 1920. La verdad es que en los siglos anteriores, Gerberoy no se interesaba por fiestas, pues estaba más ocupada como escenario de batallas.

hazturismo

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)